El concepto de calidad en el vino a lo largo de la historia

Empezaremos comentando que el concepto de calidad en un vino es subjetivo, para cada persona significa algo distinto, además estamos influidos por nuestro estado físico y anímico, si estuviéramos tomando un gran Champagne con gripe y 39ºC de fiebre, posiblemente la calidad de ese magnífico Champagne no sería apreciada como se merece.

Imaginemos un estado diferente, por ejemplo la celebración de un éxito personal o profesional, ese Champagne sería el mejor del mundo ¿verdad?

Además el concepto de calidad puede incluso variar dentro de una misma región vitivinícola. Es el caso de Rioja, donde nos podemos encontrar con las subzonas de Rioja baja, Rioja alta y Rioja alavesa. Muchos consumidores entienden que el vino de rioja alavesa es de mayor calidad que el de las otras subzonas.

Viene también influenciado por las modas, acordémonos de los vinos monovarietales, un ejemplo claro es los 100% Tempranillo en España, los 100% Cinfandel en Estados Unidos o los maravillosos Carmenère en Chile, tal como comentábamos en los Vinos del Nuevo Mundo. Afortunadamente esto pasó y hoy en día podemos disfrutar de grandes vinos ensamblados con dos o más variedades.

Pero el concepto de calidad también es modificado por la publicidad, no paramos de escuchar en radio o ver en televisión anuncios de diferentes marcas de vinos, sin olvidar a la prensa escrita y los medios digitales. También existen deportistas, políticos, famosos, etc., que de la noche a la mañana se convierten en líderes de opinión por arte de magia.
No obstante, el concepto de calidad ha variado mucho a lo largo de la historia, los griegos por ejemplo bebían un vino con sabor a resina. Hoy en día podemos encontrar todavía vinos con este peculiar aroma y sabor, por ejemplo en La Palma (Islas Canarias-España), donde elaboran un vino de Tea con sabor a resina.

Los romanos sin embargo los preferían tomar aguados, calientes y macerados con hierbas (tomillo, romero, etc.). En la Edad Media, durante la dominación musulmana hubo un retroceso en el cultivo de la vid. En España por ejemplo se limitaba a los alrededores de monasterios como San Millán o Anguiñano, donde los monjes seguían elaborando vinos. No nos equivoquemos, las élites musulmanas bebían vino, pero esta vez mezclado con canela.

En la edad moderna, los vinos que nos encontramos son de gran color y poder alcohólico, pasados por barrica pero sin dejar que esta se apodere del vino. Hoy se buscan vinos de alta expresión en todos los sentidos.

Pero ¿pensáis que va a cambiar el concepto de calidad en el mundo del vino?


Publicidad

Sin comentarios, ¿quieres ser el primero en comentar?

Dejar un comentario


Parse error: syntax error, unexpected 'v' (T_STRING) in /home/vinos/blog/wp-content/themes/blogvinos/footer.php on line 61