No compre el vino donde compra el papel higiénico

Las connotaciones del vino en el mercado español han cambiado, antes el vino era considerado como un bien de tradición, de identidad regional y un alimento ligado a la dieta mediterránea y consumido a diario.

Hoy en día el vino es considerado un producto cultural, donde se recoge la búsqueda de la diferenciación en términos sociales. “Beber vino es cool”, un fenómeno de moda que permite mostrar a los demás que estamos en una forma de vida más actual. Muchas veces el vino se convierte en regalo, en fuente de identidad y distinción social. Todo ello asociado a su vez a un modo de vida saludable.

Si ha cambiado el modo de consumo del vino, ¿por qué seguimos comprando el vino donde compramos el papel higiénico? Difícil respuesta, pero lo vamos a intentar.

El consumidor medio tiene una serie de pautas para el proceso de compra, como por ejemplo:

  • La información que maneja.
  • Sus gustos y estilo de vida.
  • Experiencias anteriores.
  • Destino que se le va a dar al vino (regalo, consumo en familia, etc.).
  • Expectativas que debe cumplir el vino que va a comprar.
  • Marca, envase, variedades, zona de procedencia, precio, etc.

Y después de todas estas pautas y preguntas que nos hacemos, podemos caer en el error de comprar un vino tipificado, ¿Qué quiere decir tipificado? Que todos los años es similar por no decir igual, grandes producciones, vendimias descuidadas, vinos técnicamente perfectos pero sin alma. Estos vinos los podemos encontrar en cualquier lineal del supermercado, a cualquier temperatura, con cualquier humedad y exposición lumínica. Lejos quedan los tiempos en los que se prohibía pasar a carros tirados por caballos cerca de las bodegas, porque la vibración que provocaban a su paso podía echar a perder sus vinos.

Pocos lugares nos quedan pues donde comprar un vino artesanal, de calidad y bien cuidado. Incluso hay tiendas físicas “especializadas”, que tienen el producto en buenas condiciones durante el horario de atención al público, pero sólo durante este horario. O nos enseñan una zona acristalada donde los vinos de más de 50 €/botella se encuentran las condiciones ambientales idóneas, pero ¿qué pasa con el vino que no está dentro de esa “pecera”? ¿Por ser más económico no merece estar guardado en las mejores condiciones? Es una reflexión que todo consumidor se debería de hacer, por lo menos en las tiendas online de vino tenemos toda la información y el vino está bien conservado en cámaras hasta que se envía al cliente final.

Foto de winereport.com.ar


Publicidad

Sin comentarios, ¿quieres ser el primero en comentar?

Dejar un comentario


Parse error: syntax error, unexpected 'v' (T_STRING) in /home/vinos/blog/wp-content/themes/blogvinos/footer.php on line 61