Nueva Norma de Etiquetado de Vino

Todavía es un proyecto, pero nos gustaría saber vuestra opinión. La UE está preocupada por los altos niveles de obesidad en nuestro continente, según los expertos, este será el mayor problema de salud que tendremos en el futuro. Por eso quieren que los azúcares, la cantidad de sal, las grasas o las calorías, vayan destacados en las etiquetas de vino, cerveza, etc., con un tamaño de fuente mínimo.

De este modo se quiere mejorar la información nutricional de los alimentos y que el consumidor pueda elegir mejor el producto más saludable para su dieta. España, junto a otros 9 países de la UE, ha solicitado excluir al vino, ya que es un producto que se elabora de diferentes formas y ya está sujeto a un número excesivo de regulaciones.

¿Qué información podemos encontrar en las etiquetas de vino?

Primero debemos de saber qué etiquetas nos podemos encontrar y su nombre. Una botella contiene normalmente 3, llamadas etiquetas, contraetiquetas y marbete. Si, hay una etiqueta que se llama marbete, esta tiene forma rectangular y generalmente contiene el sello del organismo regulador (D.O. V.C.P.R.D., etc.), pero en ocasiones también puede servir para poner la añada o simplemente como adorno.

En la etiqueta encontramos generalmente el nombre del vino y la añada, dejando por lo tanto el protagonismo al diseño, en ocasiones, verdaderas obras de arte. En la contraetiqueta la información mínima que exige la ley es el contenido, el número de lote (para la trazabilidad del producto) el registro de sanidad, el registro de embotellado, la graduación alcohólica y la frase “contiene sulfitos” en el idioma del país donde se vaya a consumir el vino. Todo lo demás viene por añadidura y es opcional, como por ejemplo: la añada, las variedades, el tiempo de crianza, la ficha de cata, la temperatura de servicio.

Muchos consumidores se preguntan por qué pone contiene sulfitos. Os lo vamos a explicar. Los sulfitos vienen del SO2 (anhídrido sulfuroso), que es añadido en varias fases de la elaboración de un vino, desde la recepción de la uva en bodega, hasta poco antes del embotellado. Es el mejor conservante conocido para el vino y viene usándose desde el S. XVIII, cuando los holandeses lo incorporaron por primera vez.

Cabe señalar que el SO2 no es tóxico en las cantidades que se manejan en bodega, y aunque algunos estudios señalan que este conservante engorda, debemos de señalar que para ello se deben de beber decenas de litros a la semana. ¿Qué pasa con el vino ecológico? El vino ecológico también contiene sulfitos, ya que está permitido añadir en menores dosis. Pero si no se añadiera, también habría, ya que la levadura lo produce de manera natural durante la fermentación alcohólica.


Publicidad

Sin comentarios, ¿quieres ser el primero en comentar?

Dejar un comentario


Parse error: syntax error, unexpected 'v' (T_STRING) in /home/vinos/blog/wp-content/themes/blogvinos/footer.php on line 61