El Vino, una bebida con muchos años de historia

El vino es junto con el agua y la leche es una de las bebidas más antigua del mundo. Existen referencias permanentes en el antiguo testamento al producto de las vides, siendo Noé quizás el primero (en la construcción judeo-cristiana) en beberlo tras el diluvio universal, según reza en las antiguas escrituras (Génesis 9, 20-21).

Las culturas griega, romana, egipcia, persa y china también saborearon el jugo de uva fermentado y perfeccionaron técnicas para su elaboración, aunque muy diferentes del que disfrutamos en la actualidad. Los romanos, por ejemplo, mezclaban el jugo con alquitrán, miel y otras sustancias; mientras que los griegos lo diluían con agua y le agregaban yeso. Por su parte, los egipcios -amantes de la cerveza antes que del vino- lo “cocinaban” tras la fermentación para conservarlo.

Incluso hay referencias del navegante vikingo Leif Eriksson sobre el cultivo de viñedos en sus viajes por tierras que hoy forman parte de los Estados Unidos.

Hace miles de años el vino era tan preciado que estaba principalmente reservado a sacerdotes y reyes. Sobre su origen, los griegos lo atribuyen a Dionisio, los egipcios a Osiris y los romanos a Saturno (y al griego Dionisio, importado como deidad en Roma con el nombre de Baco). Fue precisamente el Imperio Romano quien se encargó de desparramar por el mundo esa costumbre de beber vino, y por supuesto, la de elaborarlo.

Con el paso del tiempo, las uvas encontraron las mejores zonas, condiciones climáticas y de suelo que el viejo mundo les ofrecía, y se establecieron en países que actualmente conocemos como Italia, Francia, España e incluso Alemania, entre otros.

Con el descubrimiento de América, era inevitable que los conquistadores llegaran acompañados del preciado líquido. Así, Hernán Cortés ordena la plantación de vides en México. Gracias al éxito de estos viñedos, los españoles fomentan su cultivo en cuanta tierra americana ocupan. En el nuevo mundo, las uvas se sientieron más cómodas en California (Estados Unidos), Mendoza (Argentina) y La Serena (Chile). Los ingleses hicieron lo propio con sus colonias y llevaron el vino hasta Australia.

Foto y artículo original de ebizlatam


Publicidad

Sin comentarios, ¿quieres ser el primero en comentar?

Dejar un comentario


Parse error: syntax error, unexpected 'v' (T_STRING) in /home/vinos/blog/wp-content/themes/blogvinos/footer.php on line 61