Vinos Caros

En ediciones anteriores hablamos de vinos caros que se compraban por parte de coleccionistas de vino en subastas, pero también existen vinos caros que se venden en el mercado para quienes tengan la posibilidad de adquirirlos.

Los vinos caros son de bodegas famosas, denominaciones de origen o añadas excepcionales. También provienen de viñedos cuya producción es muy baja y eso genera costos que son trasladados al precio final de la botella.

Un ejemplo de vinos caros son los provenientes de la Ribera del Duero. El Pingus 2004 cuesta unos mil doscientos euros la botella, mientras que la añada 2000 es apenas más económico, costando novecientos diez euros. ¿Esta relacionada la calidad con el precio de los vinos caros? En muchos casos sí, el Pingus está considerado como el mejor vino del mundo según especialistas, con un puntaje de noventa y nueve sobre cien.

Pero si nos vamos a Francia, los vinos caros aumentan su precio. Una botella de Romanée Conti, un viñedo de la zona de Borgoña con un rendimiento muy bajo (al punto que se necesitan tres parrales de Pinot Noir para hacer una sola botella) puede costar veintiocho mil dólares para su añada 1990.El champagne no se queda atrás en vinos caros. Para poner un ejemplo, el precio del champagne Perrier-Jouët de Pernod Ricard cuesta cuatro mil ciento sesenta y seis euros y sólo fueron vendidas a cien personas en todo el mundo. Según parece, ninguna botella fue comprada por españoles.

En el “nuevo mundo” se están produciendo vinos caros, que obviamente corresponden a botellas de gran calidad. En Argentina la bodega Catena Zapata ofrece su Estiba Reservada 1997 por doscientos noventa y cinco euros, que si bien no es una cifra que se compare con las anteriores, es a tener en cuenta para estos nuevos productores.

¿Por qué la gente paga tanto dinero por los vinos caros? Por lo mismo que los coleccionistas, la exclusividad. Existe un vino australiano, el Penfolds Grange Hermitage 1951, del cual se considera que quedan sólo unas veinte botellas en todo el mundo. Está tasado en más de treinta y ocho mil dólares, más allá que en una subasta del 2004 un coleccionista pagó más de cincuenta mil dólares por una sola botella.


Publicidad

Sin comentarios, ¿quieres ser el primero en comentar?

Dejar un comentario


Parse error: syntax error, unexpected 'v' (T_STRING) in /home/vinos/blog/wp-content/themes/blogvinos/footer.php on line 61